Realizamos Instalaciones Eléctricas

Si se conocen qué son las instalaciones eléctricas, se podrá hacer un correcto mantenimiento y el sistema funcionará mucho mejor. A continuación, se dará toda la información que se necesita.

instalaciones electricas

¿Qué es una instalación eléctrica?

Una instalación eléctrica puede definirse como aquel conjunto de circuitos y sistemas eléctricos que permite que la energía eléctrica fluya en distintos inmuebles, como puede ocurrir con los hogares, los edificios, las oficinas o cualquier tipo de infraestructura donde se necesite electricidad.

En las instalaciones eléctricas residenciales, se incluyen todos los equipos, los cables y los sistemas que permiten que un espacio obtenga la conexión con la electricidad. Es decir, permite que los equipos que se conecten obtengan la energía para funcionar, como ocurre con las heladeras, los smartphones o los ordenadores.

Los electricistas profesionales saben identificar qué tipos de instalaciones eléctricas existen. Asimismo, podrán elegir los sistemas adecuados según la infraestructura y las necesidades que se tengan en el lugar. Es decir, no es lo mismo un sitio que tenga alta demanda eléctrica que otro donde las necesidades sean más bajas.

¿Cuáles son las características y funcionamiento de una instalación eléctrica?

Las instalaciones para el funcionamiento de la electricidad necesitan protección, especialmente ante los agentes externos que puedan atacar o afectar al normal desenvolvimiento. Por ejemplo, lo que puede ocurrir con los cambios de temperatura. Una buena instalación necesita tener la certeza para evitar la sobrecarga o los cortocircuitos.

No solamente se puede paralizar el servicio, sino que la instalación en sí misma puede verse afectada. Asimismo, cualquier instalación necesita contar con normas de seguridad. Allí deberán encontrarse carteles para que se guarde una distancia mínima para evitar roces cuando entran en funcionamiento.

De la misma manera, se debe manipular las máquinas con el equipo especializado, especialmente si se necesita algún líquido o material inflamable. Cualquier circuito necesitará la seguridad en los cables conductores, con una recubierta aislante y la especificación de cada uno de los cables.

Por otra parte, una instalación necesitará disponer de interruptores automáticos, como la protección ante la contracorriente, la falla a tierra y el cortocircuito. Siempre se deberán tener las certificaciones de calidad para todos los productos. De esta manera, se evitarán problemas de rendimiento.

¿Qué tipos de instalaciones eléctricas existen para uso residencial y comercial?

A continuación, se comentarán los distintos tipos de instalaciones eléctricas que existen:

Según la tensión

  • Instalación de media y alta tensión. Se trata de aquellas instalaciones que cuentan con una gran potencia de energía. Generalmente, tienen más de 1000 voltios.
  • Instalación de baja tensión. Es el tipo de instalación más habitual (por ejemplo, para los hogares), donde hay una potencia mucho menor a los 1000 voltios, pero mayor a los 24.
  • Instalación de muy baja tensión. Hay una potencia realmente baja en los conductores, con menos de 24 voltios en total.

Según el uso

  • Instalación receptora. Es la más común de todas. Se transforma la energía eléctrica en otros tipos.
  • Instalación de transporte. La instalación permite conectarse en distintas zonas, como puede ocurrir en la parte subterránea o el área.
  • Instalación generadora. Se genera energía a través de otras fuentes diferentes a la de la instalación en sí.
  • Instalación transformadora. Aquí la energía se recibe, para obtener un tipo de tensión en concreto.

¿Cuál es la importancia y ventajas de contratar a un electricista profesional para realizar instalaciones y mantenimiento eléctrico residencial y comercial?

Sin dudas, el mantenimiento eléctrico es esencial para garantizar el normal funcionamiento del circuito eléctrico. Al contar con profesionales de experiencia, se podrá evaluar correctamente las instalaciones, no solamente para solucionar los problemas, sino también a la hora de evitar posibles inconvenientes en el futuro.

Un profesional podrá medir los valores del equipo, reemplazar las piezas, realizar historiales de mediciones o adquirir los repuestos y suministros correspondientes. En este sentido, es importante destacar que existen otros tipos de mantenimientos, según lo que se pueda necesitar en el momento.

  • Mantenimiento de rutina. Básicamente, se hace de forma periódica para evaluar las tareas elementales. Se hace una inspección visual, una toma y análisis de datos, una limpieza y lubricación, entre otros.
  • Mantenimiento de corrección. Implica generar una calidad total para evitar cualquier tipo de problemas. Es decir, garantizar la seguridad para que no existan los accidentes o las fallas.
  • Mantenimiento programado. También se hace de forma regular, con el objetivo de generar tareas de reparación, sustitución y mantenimiento.
  • Mantenimiento preventivo. Se determinan elementos para inspeccionar, con el objetivo de prevenir problemas a futuro. Básicamente, ahorra dinero y se garantiza la seguridad.
  • Mantenimiento predictivo. Se predice el comportamiento para una o más variables, con el objetivo de ver cómo podrían suceder los eventos en el futuro.

Como se ha podido ver, las instalaciones eléctricas deben mantenerse de forma frecuente con el objetivo de evitar problemas. Contar con técnicos profesionales de gran calidad ayudará a que los servicios funcionen bien.

Call Now Button
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
¡Hola!
¿En qué podemos ayudarte?