Lavado de Cisternas y Tinacos

El lavado de cisternas y tinacos es fundamental para evitar problemas con la salud, además del sentido estético necesario en todo hogar. A continuación, se describe todo lo que se necesita saber.

limpieza y lavado de cisternas y tinacos

Lavado de tinacos y cisternas

Hay dos procedimientos que son esenciales en el día a día de cualquier hogar: la limpieza y la depuración. En este caso específico, se habla del lavado y desinfectado de cisternas y tinacos, que es un procedimiento con el que se podrá estar seguro de que el hogar cuenta con la más alta seguridad en cuanto a la salubridad del vital líquido.

Primero, se pasará a evaluar cuál es el mejor procedimiento para la limpieza de cisternas. Los pasos que se deben considerar son los siguientes:

  • Vaciar el tanque. El primer paso fundamental que debe realizarse es el hecho de vaciar el tanque, previo a cerrar las canillas que le suministran el agua. Esto contribuirá con la limpieza.
  • Limpiar las paredes y la tapa. Se trata del procedimiento principal. Se necesita desinfectar estas áreas con una esponja y productos especializados de limpieza, que los expertos conocen muy bien.
  • Llenar de agua la cisterna hasta la mitad. Después de que se haya asegurado de que el contenedor no tiene residuos, no hay que poner en marcha la cisterna a su máxima capacidad de forma inmediata. Por el contrario: se necesita una fluidez del agua, por lo que hay que llenarlo por la mitad. Después, se debe dejar salir el agua a través de las llaves correspondientes. Esto se hace para terminar de limpiar otras posibles impurezas que hayan quedado. El proceso se debe repetir, como mínimo, dos veces.
  • Llenar el agua al máximo. Una vez hecha esta depuración, se debe poner en funcionamiento el tanque con su capacidad máxima.

Ahora, es fundamental que se vea específicamente cómo funciona la limpieza de tinacos:

  • Se debe cerrar el paso de agua al tinaco, como primera medida.
  • A continuación, se retira el flotador y la varilla. En ese mismo momento, se agarra el cepillo para limpiar el interior.
  • El agua sucia se liberará. Se debe tener a mano un paño y una cubeta. Allí es el momento cuando deben colocarse unas tres tapitas de cloro, aproximadamente.
  • Después, corresponde retirar el agua que se almacenó. Al final, se vuelve a colocar la varilla y el flotador. ¡Listo!

Ya se sabe cómo funciona el lavado de tinacos. A continuación, se verá por qué se debería desinfectar ambos objetos de forma frecuente.

¿Por qué se necesita un servicio de lavado de cisternas y tinacos?

El lavado de cisternas y tinacos aporta los siguientes beneficios:

  • El agua potable estará asegurada.
  • El suministro no generará peligros para la salud, puse se eliminan posibles. microorganismos que se generan por la falta de cuidado y salubridad.
  • El depósito de agua limpia genera que, ante un posible inconveniente, siempre se tenga a mano agua de calidad.

Es importante destacar que un buen servicio de lavado de cisternas y tinacos se preocupará no solamente por el aspecto estético de la limpieza (pues no resulta agradable ver el agua podrida con el mal olor que emana), sino también en la oportunidad de realizar una desinfección completa, para eliminar los posibles microorganismos que contenga el agua.

La importancia de las cisternas limpias

Un ejemplo de la importancia del aseo correcto es el combate del rotavirus. Esta es básicamente, una enfermedad infecciosa que ataca a nivel intestinal, causando gastroenteritis y otras patologías. El consumo de agua en mal estado puede causar diarrea y otras enfermedades. Por ende, es fundamental realizar trabajos de limpieza periódica de cisternas, tinacos y otros.

Es importante mencionar que los depósitos de agua siempre deben chequearse. De lo contrario, podrían proliferar los zancudos, arañas u otras plagas que fomenten la contaminación del agua almacenada.

El hecho de contar con las cisternas limpias servirá para evitar la proliferación de todo tipo de bacterias y evitar las enfermedades que causan. El intervalo de tiempo que de debería considerarse para efectuar la limpieza, es de al menos una o dos veces al año. Esto es lo que garantizará que el servicio de agua suministrado sea de la mejor calidad y que no se contamine en ningún momento.

Es importante destacar, que desde nuestro servicio de lavado de cisternas en México se garantiza la eliminación de cualquier exceso de minerales, así como de ramas, hojas, basura, heces y pequeños animales o microorganismos. Se asegura un trabajo completo que mantiene un agua limpia y se evitan enfermedades como la hepatitis, rotavirus y otros.

Sin duda, contar con un buen lavado de cisternas es lo que garantiza que el agua, ese bien básico que todas las personas deberían tener, tenga la máxima calidad y pureza para evitar posibles complicaciones en la salud de cada uno de los integrantes del hogar. Lo invitamos a que conozca nuestros servicios de plomería para su casa.

Call Now Button
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
¡Hola!
¿En qué podemos ayudarte?