aumentar presion de agua en la red

Consejos prácticos para aumentar la presión de agua en la red

Uno de los problemas más grandes que enfrentan las instalaciones hidrosanitarias en muchas ciudades es sin duda el cómo aumentar la presión de agua en la red. Esta situación es muy común y su solución no suele ser tan complicada. A pesar de esto, muchas veces requiere recurrir a algún experto en plomería.

En general, la presión de agua en el sistema de tuberías de una casa depende de muchos factores. Aquí se explican los pormenores de ellos para que el problema se resuelva más fácilmente o, si la situación lo amerita, se pueda indicar el origen del problema y el servicio se otorgue con mayor eficiencia.

La importancia de aumentar la presión de agua en la red

¿Por qué debería ser preocupante la presión del agua en la casa u oficina si al final de cuentas sí se cuenta con el agua necesaria? Las respuestas a esta cuestión se enlistan a continuación:

  • Porque con una buena presión se eficienta el uso de la regadera o tina y el baño es más rápido y mejor.
  • Porque esto permite el funcionamiento óptimo de electrodomésticos como lavadoras, calentadores, refrigeradores, boilers y aspersores.
  • Por razones de higiene; pues los excusados, lavabos y fregaderos tendrán una descarga de agua óptima y se mantendrán limpios con mayor facilidad.
Instalación gráfica de bomba de agua con tanque hidroneumático

Por todos estos motivos, es pertinente dar algunas sugerencias para mantener una buena presión hidráulica, o bien, corregir este problema si es que llega a presentarse.

Consejos básicos de plomería para mantener una presión de agua adecuada

Es importante advertir que algunos de los escenarios que se explicarán pueden ser resueltos por cuenta propia. No obstante, en otros habrá que recurrir a un experto, pues la situación podría agravarse. Sabiendo esto, conviene considerar los siguientes tips:

  1. Revisar grifos, llaves, regaderas y tuberías. No se requiere mucha herramienta para ello. Tan solo desmontar estos elementos y verificar que no estén tapados. Además, lavarlos con un poco de vinagre ayuda a retirar las calcificaciones que a veces se generan en los orificios de estos dispositivos. También debe uno cerciorarse de que no haya fugas en la tubería visible.
  2. Verificar la altura del tinaco. La altura del tinaco es indispensable para poder generar presión por gravedad. Su valor mínimo depende del alto del edificio o casa habitación donde se vaya a instalar. Lo ideal es que el tinaco esté instalado al menos a 1 metro de altura con referencia al techo.
  3. Instalar el equipo adecuado. En algunas ocasiones, ni el limpiado de llaves, grifos o regaderas, ni la reparación de fugas arregla el problema de presión. Bajo esta perspectiva, conviene tomar medidas más drásticas y comenzar a utilizar algunos dispositivos hidroneumáticos. Los más comunes son los presurizadores de agua, reguladores de presión o bombas. Para este caso, es mejor consultar a un experto en materia para no caer en gastos infructuosos.

Finalmente, es posible enumerar una serie de ventajas que una buena presión de agua aporta a una vivienda u oficina:

  • Habrá mayor ahorro de agua, pues el baño la limpieza de cualquier cosa se podrá efectuar con mayor rapidez y eficiencia.
  • Cualquier proceso que requiera disponer de agua en la vivienda se podrá realizar con prontitud, ya que el agua fluirá con mayor velocidad.
  • Una mala presión de agua en los baños da una mala impresión para los visitantes.

Mantener o aumentar la presión de agua en la red de tuberías del hogar u oficina no es solamente un aspecto relacionado con la comodidad, sino también contribuye a aumentar la plusvalía de cada bien inmueble. Por ello se aconseja no ver esto como un gasto, pues, más bien se trata de una inversión que contribuirá a mejorar la calidad de vida de los usuarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now Button
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
¡Hola!
¿En qué podemos ayudarte?